Una Estrategia Nacional para el Alzheimer, principal reto de esta enfermedad

La Alianza por el Alzheimer y las diversas asociaciones de familiares de personas que tiene esta enfermedad urgen la creación de una estrategia nacional que dé una solución “coordinada y multisectorial” y que ofrezca una atención en respuesta a las expectativas de los enfermos y sus cuidadores.

Esta demanda está recogida en el informe “Estado del arte de la enfermedad de Alzheimer en España”, que se ha presentado en una jornada en la que el presidente de la Confederación Española de Asociaciones de Familiares de Personas con Alzheimer y otras Demencias (Ceafa), Koldo Aulestia, ha reclamado mayores recursos humanos y económicos.

Y es que, según ha dicho, esta enfermedad “no está en crisis” y cada año sigue multiplicando el número de afectados en España, donde se calcula que actualmente hay 800.000 personas que sufren alzheimer y que otras 150.000 pierden sus recuerdos cada año.

La prevalencia de esta enfermedad va estrechamente relacionada con la edad: uno de cada diez mayores de 65 años la padece, afectando en torno al 25 por ciento de la población a los 85 años y casi al 50 por ciento a los 95, unos datos que, junto con el aumento de la esperanza de vida, hace que las previsiones para 2050 sean que el número de enfermos se duplique, según el informe.

Durante la presentación del informe, elaborado por la consultora PwC, Aulestia ha señalado que

esta demencia no es sólo un problema sanitario, sino que afecta al ámbito social y económico de las familias y de las instituciones y por ello urge contar con un Plan Nacional para el Alzheimer.

Según el informe, actualmente no hay un modelo uniforme de prestación ni de coordinación de servicios sanitarios y sociales para personas dependientes con alzheimer y cada comunidad autónoma ha desarrollado distintos órganos de coordinación y programas de las prestaciones sociosanitarias para centralizar la información, lo que supone “diferencias relevantes” entre comunidades.

Por ello, la Alianza por el Alzheimer y las diversas asociaciones de familiares de personas con esta demencia instan al Gobierno para que elabore y ponga en marcha una Política de Estado Nacional, además de exigir que sitúe a la enfermedad entre las prioridades de salud pública nacionales.

Esa estrategia nacional tiene que ayudar a las familias afectadas, tener en cuenta la investigación, poner en marcha programas de prevención en estados precoces, proporcionar servicios sociosanitarios de calidad, así como protección jurídica y económica para el paciente, además de hacer hincapié en la formación y capacitación de los profesionales.

Y tiene que realizarse, según el informe, con protocolos de actuación que aseguren la continuidad de los cuidados entre niveles asistenciales y propicie el desarrollo de estudios psicosociales.

Asimismo el estudio subraya que el principal reto en la enfermedad de Alzheimer es descubrir un tratamiento que cambie el curso de la enfermedad, ya que los actuales no aumentan la supervivencia porque no mejoran las funciones cognitivas, ni erradican la enfermedad, sino que ralentizan su progresión.

Disponer de más recursos para cada uno de los aspectos de abordaje de la enfermedad es otro de los grandes retos, así como conseguir una mayor concienciación social y conocimiento sobre el alzheimer.

“No puede ser que la demencia sea un tema tabú en nuestra sociedad”

ha dicho Aulestia, que ha añadido que es necesario comprender qué les pasa a los enfermos, cómo se sienten sus familias, qué barreras y problemas se encuentran y de qué medios se dispone para tratarlos y mejorar su calidad de vida para entender la importancia de destinar recursos a la investigación de esta enfermedad.

http://www.canarias7.es/articulo.cfm?id=303319

CompartirShare on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Email this to someone