Mantener las funciones cognitivas y la movilidad en el Alzheimer y otras demencias

Retos y soluciones-2Retos y soluciones-11En el Centro Alzheimer Fundación Reina Sofía se utiliza la terapia ocupacional, entre otras terapias, para ayudar a los pacientes con Alzheimer u otras demencias a mantener sus funciones cognitivas, su movilidad y su independencia el máximo tiempo posible.

En los estadios iniciales de la enfermedad es conveniente trabajar en sesiones grupales, ya que además de alcanzar objetivos a nivel cognitivo y físico, se fomenta la relación con otras personas y se disminuye el nivel de apatía. Según avanza la enfermedad y la capacidad de atención y participación va disminuyendo, se obtienen más resultados, realizando sesiones en grupos cada vez más pequeños y, en última instancia, de manera individual.

Las sesiones que se proponen desde el área de terapia ocupacional son la estimulación cognitiva, física y neurosensorial, el entrenamiento funcional, la terapia recreativa y otras técnicas como psicomotricidad o terapia a través de la música.

La estimulación cognitiva busca el mantenimiento óptimo de las diferentes funciones cognitivas para un mejor desempeño de las actividades de la vida diaria. Se trabajan sobre todo las gnosias, praxias, atención, esquema corporal y percepción.

La activación y estimulación física para favorecer el trabajo con su cuerpo y la conciencia del esquema corporal, a pesar de las limitaciones en la movilidad. Esta estimulación puede realizarla el paciente de manera activa o de manera pasiva por parte del profesional mediante masajes y movilizaciones.

La estimulación neurosensorial persigue conseguir un despertar sensorial de la persona con demencia que permita su conexión con el mundo que le rodea y su activación. El terapeuta tendrá que estar atento a cualquier gesto, movimiento o sonido que se produzca en la persona tras la estimulación.

La psicomotricidad es una técnica que tiene una visión global del individuo. Se trabaja el esquema corporal y por tanto la lateralidad, reconocimiento de las diferentes partes del cuerpo, su localización y posicionamiento, equilibrio y coordinación. El esquema espacial y la posición del propio cuerpo en relación al entorno y el esquema temporal que comprende las nociones de duración, orden, ritmo, periodicidad…

La terapia a través de la música permite al terapeuta ocupacional estimular y trabajar distintas áreas: físico-motriz, cognitiva, socioemocional y conductual, para la estimulación y el mantenimiento de la movilidad, potenciar los procesos cognitivos a través del trabajo de la reminiscencia (evocación de recuerdos, acontecimientos personales e históricos, fechas significativas, etc.) a la vez que estimulamos otras funciones, como el lenguaje, atención, praxias, orientación… Todas las actividades musicales tienen una importante repercusión a nivel emocional y conductual, ya que mejoran la autoestima, favorecen la relajación y disminuyen la agitación.

En el día a día de una persona con demencia se producen muchos pequeños retos para vestirse, comprar, asearse… por eso incluimos estas recomendaciones que pueden ser útiles para el entrenamiento funcional de la persona con demencia.

http://fundacioncien.es/blog/index.php/2013/04/mantener-las-funciones-cognitivas-y-la-movilidad-en-el-alzheimer-y-otras-demencias/

CompartirShare on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Email this to someone