Identifican una posible diana famacológica para enfermedades neurológicas

Un equipo internacional de investigadores dirigido por el Instituto Karolinska en Estocolmo (Suecia) ha descubierto que un grupo de enzimas conocido por su participación en la muerte celular podría contribuir a la inflamación en la enfermedad cerebral. Las terapias que bloquean la actividad de estas caspasas podrían proteger a las neuronas en enfermedades neurodegenerativas como el Parkinson o el Alzheimer.

Los resultados del trabajo, en el que han participado investigadores de la Universidad de Sevilla y el Instituto de Biomedicina de esta ciudad andaluza, se publican en la edición digital de la revista ‘Nature’.

Los científicos, dirigidos por Bertrand Joseph, han descubierto que la señalización de las caspasas regula la actividad de las células cerebrales llamadas microglia. En el cerebro sano, la microglia está formada por células que eliminan los residuos y son esenciales para el correcto funcionamiento cerebral. Además, se cree que estas mismas células contribuyen a los trastornos neurodegenerativos al segregar neurotoxinas inflamatorias.

Los investigadores demuestran que al bloquear la cascada de caspasas se impide la activación de la microglia, lo que reduce la neurotoxicidad en el cerebro de las ratas.

La activación de las caspas es también aparente en la microglia del cerebro de los pacientes de Parkinson y Alzheimer, lo que indica que los descubrimientos en roedores podrían aplicarse a los humanos.
Las terapias que bloquean la actividad de las caspasas podrían así ayudar a proteger a las neuronas vulnerables en los trastornos neurodegenerativos a través de un mecanismo indirecto que controlara la activación de la microglía.

Fuente: EUROPA PRESS, Madrid 10 de marzo de 2011

CompartirShare on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Email this to someone