El CERMI considera que la moratoria de la Ley de Dependencia es “un mensaje muy peligroso” para la sociedad

MADRID (SERVIMEDIA)
El Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (Cermi) manifestó (ayer, jueves) su malestar con la moratoria de un año aprobada por el Gobierno para la atención de los dependientes moderados, porque, en su opinión, es “un ataque” y “un mensaje muy peligroso” para la sociedad.

“Cualquier ataque como éste al despliegue de la Ley de Autonomía Personal es un mensaje muy peligroso”, ya que equivale a decir que el Ejecutivo no cree en el “necesario reforzamiento de las estructuras del bienestar”, que en España han de fortalecerse todavía, indicó Luis Cayo Pérez Bueno, presidente del Cermi.

Pérez hizo estas consideraciones en la presentación del estudio “Discapacidades e inclusión social”, elaborado por el Colectivo Ioé y editado por Obra Social “la Caixa”.
Según dijo el presidente de la plataforma representativa de los ciudadanos con discapacidad en España, la Ley de Dependencia nació con “debilidades” y “errores”, pero era “necesaria” y “cualquier ataque, como éste”, el de la moratoria, “es un mensaje muy peligroso” y da “auténtico pánico”.

De la misma opinión que Pérez es Roser Romero, secretaria general de la Confederación Española de Personas con Discapacidad Física y Orgánica (Cocemfe), entidad miembro del Cermi, que lamentó que los más desfavorecidos sean en crisis “los primeros en sufrir recortes”.

“La Ley de Dependencia empieza ahora a despuntar y se va a frenar”, pese a que beneficiarse de ella “no es algo graciable, sino un derecho”

Romero, quien afirmó que tener discapacidad o no hace a las personas ser ciudadanos “de primera o de segunda”.

A su entender, la demora en la aplicación de la norma de la dependencia y los “gravísimos problemas” que están viviendo las organizaciones de la discapacidad por los recortes del Gobierno central y de los ejecutivos autonómicos no responde únicamente a la crisis económica del momento, sino también a otra de valores inmersa en la sociedad.
Si el problema fuera únicamente económico, finalizó la representante de Cocemfe, se priorizaría lo que realmente es necesario y se prescindiría de “lo superfluo”.

Fuente: Ecodiario.eleconomista.es

CompartirShare on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Email this to someone