Congreso Iberoamericano sobre la enfermedad de Alzheimer

Congreso Iberoamericano

Diagnóstico precoz y entrenamiento cognitivo eficaces para mejorar la calidad de vida y retardar el progreso de la enfermedad, respectivamente.

En el Palacio de Congresos de La Habana se celebra en estos días el V Congreso Iberoamericano sobre la enfermedad de Alzhemeir, coincidente con el Foro Internacional de Prevención en Demencias bajo el lema “Prevención de las demencias y mejores cuidados”  y en el que participan investigadores de 20 naciones de América Latina, Europa, Asia y África.

El evento profundiza en el diagnóstico temprano y en las modalidades de atención de los pacientes con demencias, en un mundo que está envejeciendo y necesita que éstas sean reconocidas como una prioridad global de salud, acercando los avances científicos en beneficio de toda la población.

Ya se empiezan a conocer las primeras conclusiones de las actividades pre-congreso, como la que señala que un diagnóstico temprano de la enfermedad de Alzheimer mejora la calidad de vida del paciente y prepara a la familia para enfrentar esa patología neurodegenerativa, una de las más devastadoras para el ser humano.

El trinomio paciente-familia-cuidador es crucial para la atención de los aquejados, destacó a Prensa Latina Juan Llibre, director del Centro Cubano de Estudios sobre esa enfermedad y presidente del Comité Organizador del Congreso, añadiendo que muchos de los problemas asociados pueden tener solución.

El investigador dijo que el apoyo emocional y educación sostenida a los cuidadores como herramienta terapéutica es vital. La información veraz sobre el origen y evolución de la enfermedad y las situaciones concomitantes permitirá a los familiares conocer a qué se enfrentan.

Un programa de ejercicios físicos, entrenamiento cognitivo, dieta saludable y control de las dolencias relacionadas podrían retardar su progreso, acompañado de un clima de apoyo y comprensión.

También manifestó que las valoraciones periódicas por el médico de familia, los equipos multidisciplinarios de atención gerontológica y de salud mental también son vitales para mejorar la calidad de vida de estos pacientes y sus familiares.

(La noticia está firmada por Ana Laura Arbesú en Prensa Latina)

Puedes leerlo aquí

A este respecto hay que mencionar que la estimulación cognitiva leve o moderada es una de los programas a los que AFATE presta mayor atención en todos sus centros, conforme a los conocimientos y estudios que corroboran los beneficios que esta actividad, tal cual ha ocurrido en el citado Congreso Iberoamericano, tiene para las personas con alzhéimer, en el bien entendido que no se trata de una cura pero sí un enlentecimiento en el proceso de la enfermedad.

CompartirShare on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Email this to someone