Cómo convivir con el alzhéimer: las 15 claves de una batalla cotidiana

Ayudando a personas con alzhéimer (imagen alzheimers-support.com)

El alzheimer es una enfermedad neurodegenerativa que daña y destruye poco a poco las células del cerebro, provocando pérdidas de memoria y pérdida de la capacidad para llevar a cabo las tareas más comunes, entre otras funciones cerebrales.
La Dra. Marta Ochoa, jefa del servicio de Neurología de HM Hospitales, ha elaborado una lista de consejos titulada ‘Los cuidados del paciente con demencia o alzheimer’, como parte del trabajo realizado para la Escuela de Salud, actividad promovida por este grupo hospitalario para fomentar hábitos de vida saludables y promover la educación sanitaria.

Cada vez más personas de edad avanzada padecen alzheimer. Los primeros síntomas suelen comenzar después de los 60 años. Antes de que aparezcan estos síntomas el alzheimer no se puede prevenir ni diagnosticar de forma precoz, y tan sólo algunos fármacos producen pequeñas mejorías en trastornos comportamentales y cognitivos de ciertos pacientes, comentó la doctora. Además destacó que “las personas con alzheimer tienen derecho a saber que tienen esa enfermedad y no se les puede ocultar”.

La importancia de la rehabilitación neuropsicológica y la terapia ocupacional es clave en pacientes con alzheimer “ya que mejoran su funcionalidad, prolongan la fase de independencia y además, ayudan al cuidador principal del enfermo”.

Por ello, la experta señala 15 puntos clave, recogidos por Knowi, para hacer más llevadera esta enfermedad:
1. Seguir una rutina diaria. Asegurarse de que haya muchos objetos familiares a su alrededor.
2. Mantenerse al tanto de dónde está el paciente y de su seguridad. Un método que algunas familias usan para prevenir que el paciente se extravíe, es ponerle campanas a todas las puertas que den al exterior.
3. Asegurarse de que el paciente coma bien y beba líquidos en abundancia.
4. Ayudar al paciente a que se mantenga lo más independiente posible por el mayor tiempo posible.
5. Proporcionar oportunidades para que el paciente haga ejercicios regularmente y no se olvide de la recreación.
6. Seguir relacionándose con los amigos y la familia.
7. Emplear ayudas escritas para la memoria como calendarios y grandes relojes, listas de las tareas diarias, recordatorios acerca de las rutinas o medidas de seguridad, e identificar con etiquetas los objetos que pueden olvidarse.
8. Asegurarse de que el paciente se haga chequeos regulares.
9. Planificar necesidades futuras como la atención en Centros de Día y el ingreso en una Residencia.
10. Dar mucho apoyo emocional al paciente y a todos los prestadores de asistencia.
11. Asegurarse de que el paciente tome los medicamentos regularmente, si se prescriben.
12. Asociarse a un grupo de apoyo para los miembros de la familia.
13. Pedir ayuda con las finanzas, arreglos legales, asesoramiento diario, temas emocionales, atención de reposo o arreglos del hogar para convalecientes cuando se necesite.
14. Revisar el hogar en cuestiones de medidas de seguridad, como barras en la pared del baño, luces nocturnas en los pasillos y en las escaleras, alfombras no resbaladizas, etc.
15. Asegurarse de que todos los profesionales sanitarios tengan una lista completa de todas las recetas y todos los medicamentos sin receta del paciente.

La rutina, clave en los pacientes

Para una persona con esta enfermedad, es importante crear unas rutinas para todo, siempre que sea posible. Uno de los aspectos que más descuidan estos pacientes es la higiene personal, para asegurarse de que lo hagan es bueno que lo hagan siempre a la misma hora y en el mismo lugar, dando además órdenes breves, ordenadas y tranquilas, y sin meterles ninguna prisa.

Otro tema complicado es la vestimenta, vestirse es una de las tareas que más se complica en un paciente con alzheimer para ayudarles la Dra. recomendó organizarles el armario sólo con la ropa de temporada y ordenarles las prendas según tengan que ponérselas.

En cuanto a la alimentación tenemos que hacer que la comida sea para ellos un rato agradable, sentados en familia y en un ambiente tranquilo. Sin olvidar que se debe respetar la hora de la comida y no comer cada día a una hora, además es recomendable que coman solos para maximizar su independencia el mayor tiempo posible.

Otros aspectos del día a día

Si el paciente tiene habilidades o aficiones hay que dejarle que las desarrolle, hacerle partícipe en nuestras actividades y recordarle lo válida que es su ayuda, por otra parte es importante que realice ejercicio físico, por ejemplo saliendo a dar paseos, algo muy beneficioso para ellos.
Por último la Dra. Ochoa resumió el cuidado del paciente con alzheimer en “paciencia, cariño, respeto y elogios” de insistió en lo importante que es solicitar la ayuda de profesionales para poder atenderles.

Leer más: Cómo convivir con el alzheimer: las 15 claves de una batalla cotidiana – EcoDiario.es

http://ecodiario.eleconomista.es/interstitial/volver/213525982/salud/noticias/6310416/12/14/Como-convivir-con-el-alzheimer-las-15-claves-de-una-batalla-cotidiana.html#Kku8x5B1fuZb1abf

CompartirShare on Facebook6Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Email this to someone